Guía La Madrid 2014 
 Noticias e información de la ciudad de General La Madrid 

 

Usuarios

Sitios Amigos

 

El Tiempo General la Madrid

 

SALUDO Y AGRADECIMIENTO DEL PADRE JUAN ANGEL DEL GIORGIO

5/2/2013 - "Queridos amigos de los MEDIOS DE COMUNICACIÓN, muchas gracias por difundir las noticias sobre mi intervención quirúrgica, porque es tanta la gente que se interesaba por mi salud para rezar o para prestar algún servicio que estuviera a su alcance, que no era posible llegar a todos si no fuese por la mediación de Ustedes, así que les reitero...
¡¡ MUCHAS GRACIAS !!."(sigue)

"Igualmente quiero agradecer a través de ustedes a todos los colaboradores de la Parroquia que han seguido prestando los servicios habituales, supliendo la ausencia del sacerdote, como así también al P. Marino, al P. Miguel Ostertag, párroco de Bolivar, al diácono Alberto Haag, también de Bolivar, al P. Enrique Germade y otros que me han reemplazado y me están reemplazando en distintas celebraciones.
Les comento acerca de mi salud: estoy muy bien, recuperándome normalmente, lo que implica tener ciertos cuidados como no hacer fuerzas desmedidas, especialmente con los brazos, porque tiene que soldar el esternón que fue abierto para acceder al corazón, y tener cuidado en las caminatas prolongadas o al estar mucho de pie hasta que se estabilice la presión arterial, que la mantienen bastante baja para facilitar la función del corazón, pero puede llegar a producir un desmayo y justamente hay que evitar cualquier golpe que afecte la soldadura del esternón, esos son todos los cuidados que hay que tener.También lo que vigilan es la cicatrización de las heridas de la cirujía, que también van cerrando sin problema alguno. Debo además hacer ejercicios respiratorios para recuperar plenamente la capacidad pulmonar que también resulta afectada en estas operaciones. Gracias a Dios y a los médicos nunca tuve un dolor que me molestara. Luego de los tres días de terapia intensiva fui trasladado a una habitación común, y desde ese momento estuve caminado unos 5 (cinco ) minutos varias veces al día para ir recuperando el tono muscular y la respiración plena, me alimentaba por mis propios medios ( y en forma abundante, porque tengo bastante hambre y la comida es rica aunque no tiene sal).
Lo que demoró un poco mi alta, como creo ya informaron, es que tuvieron que darme antibiótico para controlar una bacteria que me ingresó a la sangre (nada que ver con los virus intrahospitalarios, parece que lo mio es muy común en estas operaciones). En este momento estoy en el "Hogar Sacerdotal" perteneciente a la Arquidiócesis de Buenos Aires, donde cuidan a los sacerdotes ancianos y a los que padecen una enfermedad crónica, somos aquí 30 (treinta ) en total, y hay desde los 91 años, al más joven de unos 47. Reside con nosotros el Obispo emérito de Quilmes Mons. Luís Stöckler que optó por vivir en este Hogar y nos acompaña en todo.
También vive en esta casa, el Obispo auxiliar de Buenos Aires, de la Vicaría de Flores Mons. Luís Fernández, que muchas veces nos acompaña durante las comidas, así que como pueden apreciar, estamos muy bien atendidos, claro que para mi se parece todavía a una "Cárcel de Oro ", porque hasta ahora no he salido a dar una vueltita a la manzana.
Este miércoles debo consultar al cirujano y al infectólogo y ellos me dirán como va la recuperación, yo espero poder estar en Gral. La Madrid el 13 o 14 de este mes, veremos.
Hasta la próxima y nuevamente gracias por todo.
Padre Juan Angel".